domingo, 22 de enero de 2012

Nadie me enseñó el camino.




La letra de esta canción es algo que me encanta. Por mucho tiempo que pase, por mucho que intentemos dejar el pasado atrás, el pasado siempre vuelve, ya sea de una forma u otra. Lo peor, es cuando viene de forma dañina, y nosotros lo recibimos con los brazos abiertos... Y es que somos así, somos asesinos en cuanto amor y a felicidad se trata.  Pero no es culpa nuestra, del todo, claro. ¡Yo no elegí enamorarme, y menos de quién! Es algo que sucede sin querer, a veces sin que te des cuenta, la cuestión, es que te acaba pasando, y al principio es lo mejor que te va a pasar en la vida, lo peor es cuando llega el final, se acabó la magia, simplemente, se acabó. 
¿Pero, qué le vamos a hacer? "Supongo, que la vida consiste en eso, en ir olvidando..."

Y ya está, que "hay que seguir adelante, a volver a remangarse y a tirar como se puede..."


  • (Canción cedida por TemazosMerce, que luego no quiero problemas de copyright ;) Publicidad--> http://escribiendouncamino.blogspot.com , por cada visita que le echéis una vuelta más que me hace dar, podéis putearme gratis, no sé qué esperáis!)

martes, 10 de enero de 2012

Las despedidas no son como todos queremos. ¿Qué nos pensábamos, que al terminar una relación, siempre nos vamos a ir de rositas? Ojalá... Es cierto, que hay personas que terminan porque se acaba lo que llamos "chispa", cada uno por su lado, y punto. Sin embargo, cuando el adiós ha sido más forzado, por mucho que queramos venir de super amigos, va a ser imposible hablar con normalidad, tener la misma confianza, o  no tirarse los trastos a la cabeza, que viene siendo lo más común. Que con un simple saludo demos paso a una discusión... Pero es que va a ser así, siempre habrán recuerdos buenos, y recuerdos malos. Lo peor, es que los malos son los que están más cercanos a ahora, ¿será eso por lo que los ponemos por delante de los buenos? Lo dudo...
¿Sabéis lo que conseguimos con las gilipolleces de intentar de ir de amigos? Daño, dolor, sufrimiento, y más dolor... Que ya hemos comprobado muchos, que cuando una cosa se acaba, se acabó. No quieras darle más vueltas, que no, que nada volverá a ser como antes desde aquel adiós.

# Que fuiste tú quien me enseñaste, que nada dura para siempre.