lunes, 28 de noviembre de 2011

Sensaciones.


No sé explicaros, bueno, algunos ya la conoceréis. No sé si es una sensación buena, o una mala… Solo sé que como dicen por ahí, se me hace un nudo en el estomago cada vez que le pienso. Que desde que le miro, hasta que se va, no hago otra cosa que pensarle. ¡Qué le necesito! Pero, ¿cómo he llegado a esto? Si hasta hace dos días no sabía ni que existía, y de repente entra en tu vida, y no te das cuenta, es como un rayo de luz que te ilumina los ojos… Cuentas los minutos que quedan para verle, y cuando por fin estáis juntos, no quieres que eso acabe nunca. ¿Será esto un amor a primera vista? ¿O un simple capricho adolescente?

No hay comentarios:

Publicar un comentario