sábado, 31 de diciembre de 2011

2012

Llegó. Sí, llegó fin de año. Han pasado 365 desde que nos comimos las uvas y comenzábamos un 2011, unos con más ganas que otros, pero se comenzaba. Este año, como todos los demás, ha sido un buen año, para algunas personas, sería su peor año, para otras su mejor. Sin embargo, yo nunca diría eso, por que ¿acaso sabes si este año va a ser mejor, o peor? ¿Quién no te dice que te toca la lotería, que encuentras el amor, que tienes un hijo, y el 2012 es tu año mejor año?  He de decir, que este año, por lo menos para mí, ha sido muy especial, pero yo, optimista de mí... pienso que este 2012... ¡Va a ser mejor! ¡Qué voy a conseguir lo que me proponga! ¡Porque yo lo valgo! ;) Deberíamos entrar al 2012 con buenas caras, con fuerza, con ilusión, porque nadie sabemos, que nos deparará este año.
¡Happy new year!

¡Estás sobre aviso, voy a comerte!

miércoles, 21 de diciembre de 2011

¿Cuál es la línea?

¿Cuál es la línea que separa el amor de la obsesión? Si pudiéramos saber la respuesta a esa pregunta, posiblemente dejaríamos de sufrir tanto por amor. ¿Por qué nos volvemos locas por personas que son prácticamente imposibles de conseguir, que sabemos que nos harán daño? ¿Y por qué no nos gustan las personas que están a nuestros pies? Si alguna vez, las personas de todo el planeta pudiéramos dejar de colgarnos de la gente que no nos conviene, creo que el mundo cambiaría y todos podríamos ser más felices. Supongo que es difícil. ¿Y por qué vivimos pensando en el daño que sufriremos? ¿No sería mejor pensar en el momento hermoso que estamos viviendo? Pero es que no puedo, no puedo evitar pensar en el terrible momento que no quisiera repetir, en el terrible momento que hizo que derramara lágrimas, que hizo que mi mundo se caiga, se desmorone, el momento que mi única guía soltó mi mano, el momento que me perdí en el camino y me quedé sentada y sola en la oscuridad, por miedo a tomar la dirección equivocada.

# A veces le pregunto a mi conciencia si después de tanto amar, uno pierde la cabeza de verdad.

sábado, 10 de diciembre de 2011

¡VIVE!

Siempre queremos hacer lo correcto, lo que nos viene bien, lo que no nos daña el corazón, ¿qué pasa, somos marionetas? Somos asesinos en cuanto amor y a felicidad se trata, como dijeron en una serie. Y es que no probamos nada por miedo a perder, al rechazo, no lo intentamos por inseguridad. ¿Qué es la vida, más que tiempo concedido para ir experimentando las cosas que ella nos da? Para equivocarnos, fallar, probar cosas nuevas, y cambiar para el futuro las viejas cosas que hicimos mal. ¿Por qué no nos lanzamos? Estoy esperando a una persona, la única persona que vuelva a hacerme sentir bien, que hable con ella y por un solo momento, le entienda, me comprenda, me haga reír, compartamos gustos, que me vuelva a hacer sentir yo. Me da igual que sea más mayor que yo, más joven, más alta, más baja, pelo rizado  o liso... Y cuando le encuentre, ¿me lanzaré, se lanzará? ¿Qué va a importar? ¿El qué dirán? Si tienen que decir algo, ¡qué lo digan, coño! No importa, es nuestra vida, cada uno es dueño de la suya, aunque todos necesitamos unos acompañantes para experimentar los distintos caminos, tomar decisiones y crear sentimientos; pero el volante, lleva cada uno el suyo, aunque tenga ayuda de los demás. No somos clones, no tenemos que hacer lo que hacen los demás. "Piensa, luego actúa". No, no siempre. Actúa, luego piensa. Equivócate, es bueno, es normal, es humano. Haz lo que quieras hacer sin miedo: Besa con pasión si tienes ganas, seduce, vete en calzoncillos, que te quiten las bragas con la boca, ama, llora por un desamor, grítale a tu profesor, liate con 20, enamórate... ¡VIVE!

martes, 6 de diciembre de 2011

Pst.


Y acabo de ver, lo que verdaderamente pasa cuando estamos enamorados. Todo el mundo dice que cuando te enamoras, estás ciego, no ves más allá de su persona y más aún si sufres un desamor, sin embargo, me he dado cuenta de que no es así, claro que vemos, a nadie nos ponen una venda en los ojos, somos nosotros los que aun viendo lo que pasa, no hacemos nada para remediarlo. Nos vienen los palos de tres en tres y no intentamos parar ninguno, parece que buscamos otro incluso… Pero, ¿por qué? Es simple, (aunque parezca complicado) estar enamorado significa poner a la otra persona por encima de todo, por encima de ti. Que lo único que te importa es su felicidad y que no sufra, aunque eso conlleve que te perjudiques. Que la otra persona estará siendo la más feliz del mundo, pero tú, irás escondiendo como estás realmente, cuando estás hecho polvo. Pasarán horas, días, meses, años… hasta que tú seas quien diga ¡hasta aquí! Hasta que te des cuenta de que tú también existes, y que tú también mereces ser feliz y no estar a cada minuto del día lamentándote, que eso es inhumano. Y es que habrá un momento en el que tengamos que aprender a levantarnos solos, sin esperar a que alguien llegue, y sí, nosotros también tendremos que ayudar a levantarse, pero no si cuando le vas a levantar, eres tú el que caes.

domingo, 4 de diciembre de 2011

Peculiaridades.

Supongo que es raro todo aquello que se sale de los cánones superficiales con los que convivimos. Aquella música que no se escucha en las radios, que sale en el top 10 o que todo el mundo canta, una nota que desentona, un grupo que no sale en televisión... Aquellos libros que nadie lee, que no están en las listas de más vendidos, que no hablan de la historia de "chica conoce a chico, se enamoran, se pelean, se perdonan, viven felices", son cosas demasiado, ¿normales? La ropa que no está en los mismos escaparates, la que todo el mundo lleva, que patrocinan las modelazos esas que da gusto verlas, la que te pones porque te gusta.
En el mundo idealizado en el que vivimos, podríamos decir que lo raro es original, inusual, extraño, peculiar, diferente. ¿Sabéis qué? Yo creo que nos aterra lo diferente, es mucho más cómodo seguir lo que la mayoría de personas siguen. ¿Y si nos marcamos nosotros una plantilla? Pues sí, me gusta esa canción que nadie escucha, porque es mi canción, porque cuenta mi historia, me gusta porque sí, porque tiene una nota que desentona con las demás y nadie más se ha dado cuenta de ello. Y leo libros que hablan de cosas realistas, que me hacen pensar y ver que hay algo más. Y visto como quiero, como me apetece, sin que tengan que etiquetarme ni colocarme dentro de un grupo. Me gusta lo diferente, me gusta conocer, saber, experimentar, percibir, observar cosas nuevas. Lo estático aburre, la monotonía nos lleva a sentirnos vacíos y sentirse vacío es la peor situación del mundo.
Llámame rara, me gusta serlo, me gusta lo que me gusta, y no porque guste. Me gusta la gente que no es como todos.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Futuros improbables.

Ayer, comenzamos a hablar sobre nuestros futuros, sí con nuestra edad de nuestros futuros, a quién se le diga... 
Tras comentar lo que pensábamos que haría cada uno, había diferentes opiniones. Que si una se quedaría en el pueblo, que si la otra se iría a Madrid, o alguna ciudad de España... Pero llegados a mí, todos decían lo mismo... Ana, en cuanto te saques la carrera vas a pillar y no vas a volver al pueblo, pero no fuera de España, yo a ti te veo por esas Inglaterras... Y la verdad, me quedé un poco sorprendida, también es verdad que me gustaría conocer mundo, incluso trabajar fuera del país estaría muy bien, sin embargo, como están las cosas, caso aparte, y sin ni siquiera tener asegurada la carrera que quiero estudiar... Que si CAFD, que si medicina, que si ingenierías, todo el mundo opina y yo no sé qué coño hacer... ¡I DON'T KNOW!

También nos preguntamos, si tras 20 años, volveríamos al pueblo y nos encontraríamos, y yo, con el cachondeo siempre decía, que volveríamos y estaríamos apuntando a los hijos (ni siquiera sé si tendré hijos, también digo unas cosas...) en el colegio y riéndonos de cuando la María se partió la barbilla ;) Es cierto que el tiempo pasa tan rápido que no nos damos cuenta, hasta hace dos días yo era una mini rata, (más de lo que soy...), jugando a mamás y papás, bueno, para que mentiros yo era más de darle al balón... Soñando con ser astronautas, médicos, estrellas del baloncesto... Lo único que no ha cambiado, y es algo que no debería cambiar nunca, es que seguimos soñando, porque, como decía Marie, "Pobre no es el hombre cuyos sueños no se han realizado, sino aquel que no sueña" (Me encanta esto de mezclar temas...)


Pero, ¿sabéis qué? No quiero pensar en el futuro, no quiero pensar en lo que me espera, es cierto, que llegará un día en el que tendré que decidirlo, coger las maletas y descubrir nuevos mundos. Pero siento comunicaros, que, ¡volveré!, que no tendréis la suerte de perderme de vista, porque aún tenemos que hacer muchas cosas aquí.

+ "El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños." Roosevelt.

Pd: Merce me comunica, que aparte de copiarme de sus canciones, que entrenamos el lunes, jajajaja;) 

lunes, 28 de noviembre de 2011

Solamente tú.


Te escucho en mi cabeza
Y si no en mi altavoz,
No hay ni un solo momento,
Que no escuche tu voz.

Cómo detenerte,
 Si sales de un pentagrama,
No paro de soñarte,
Ni siquiera en mi cama.

Naces en do, re, mi, fa
Inconfundible compás
 Si te vistes de Jazz.
Enganchada a tu melodía,
Y antes ni te conocía.

Rock, pop, flamenco…
Eres todo lo que tengo.
Mi gran amiga,
Haces realidad los sueños que yo persiga.

Si estoy triste,
Tú me alegras,
Alumbras mis tardes negras.



Con Orfeo todo empezó,
Un dios que hacía música
Para expresar su corazón.

 Compositores como Mozart
Te hicieron destacar,
Cuando brotabas de un piano,
Derramando libertad.

Desde un solo de saxofón
Hasta una larga composición,
Todo lo que tú expresas,
Transmite devoción.

Instrumentistas, compositores y cantantes,
¡Tú siempre estás radiante!

Esta poesía,
 Tú me hiciste escribir,
Escuchando tus notas,
Resurgir.

Sensaciones.


No sé explicaros, bueno, algunos ya la conoceréis. No sé si es una sensación buena, o una mala… Solo sé que como dicen por ahí, se me hace un nudo en el estomago cada vez que le pienso. Que desde que le miro, hasta que se va, no hago otra cosa que pensarle. ¡Qué le necesito! Pero, ¿cómo he llegado a esto? Si hasta hace dos días no sabía ni que existía, y de repente entra en tu vida, y no te das cuenta, es como un rayo de luz que te ilumina los ojos… Cuentas los minutos que quedan para verle, y cuando por fin estáis juntos, no quieres que eso acabe nunca. ¿Será esto un amor a primera vista? ¿O un simple capricho adolescente?